Make your own free website on Tripod.com
 
TELEMEDICINA
 
 
Captura visualizacion de 2 señales vitales Electromiografia Red Hospitalaria Base de datos Hospitalaria Tx inalambrica de EEG Biofeedback
 
  Inicio  
 

EMG

 
     
 

 

 

ELECTRODOS


Electrodos, que recogen la actividad eléctrica del músculo. Pueden ser superficiales o profundos y ambos se utilizan con una pasta conductora para reducir la resistencia de contacto.
- Los electrodos superficiales: son pequeños discos metálicos y se utilizan para obtener un estudio global del músculo, ya que no pueden detectar potenciales de baja amplitud o de elevada frecuencia.
- Los electrodos profundos: Son agujas que se insertan dentro del músculo.
_ Monopolares de aguja: Son simples agujas de acero inoxidable aisladas con barniz excepto en la punta.
_ Electrodos concéntricos de agujas: Se dividen en unipolares y en bipolares son los mas empleados en electromiografía clínica, consisten en una cánula similar a una aguja hipodérmica, en cuyo interior se cementa un hilo (o dos) de acero o de platino, aislado excepto en la punta. Su diámetro mas corriente es de 0.45 mm. El hilo central suele conectarse al activo del amplificador de instrumentación, mientras que la cánula suele hacer de referencia, y un tercer electrodo de masa.
_ Electrodos de fibra única: Consiste en una cánula de acero de unos 0.5 mm de diámetro que puede contener hasta 14 hilos aislados, de platino o plata, y que posee una ventana lateral por la que aparecen las puntas de los hilos. Son electrodos muy selectivos que permiten registrar los potenciales de una o dos fibras

 

Potencial de Unidad Motora


Las Unidades Motoras (UM) están constituidas por la neurona motora, su axon y ramificaciones distales, las placas motoras y todas las fibras musculares que dependen de ella. Se activa por completo en una respuesta de todo o nada.
El número de fibras por Unidad Motora (razón de inervación) varía entre 1-10 en los músculos extraoculares, faringeos o craneales a varios cientos para los músculos tónicos axiales. La actividad eléctrica de todas las fibras musculares se suma en el registro con la aguja coaxial para constituir el Potencial de Unidad Motora (PUM).
El tamaño de un PUM está relacionado con el diámetro del axon motor, su grosor de mielina y con la velocidad de conducción de la fibra nerviosa, umbral de despolarización y tipo de fibras musculares inervadas. Las UM pequeñas se asocian a fibras musculares del tipo I (contracción lenta, metabolismo oxidativo, resistentes a la fatiga) que tienen un bajo umbral de excitación y se contraen precozmente en la actividad voluntaria. Las UM de tamaño progresivamente mayor se reclutan también a grados mayores de contracción de forma que raramente en una exploración electrofisiológica pueden ser observados aisladamente potenciales pertenecientes a UM del tipo II (contracción rápida, metabolismo glicolítico, fácilmente fatigables).
La frecuencia de disparo de las UM lentas está por debajo de los 30Hz, en tanto las UM fásicas pueden alcanzar frecuencias mucho mayores. Los estudios EMG no permiten valorar habitualmente este dato, puesto que el incremento de frecuencia de una UM activa pronto es ocultado por la detección de otras UM vecinas batiendo a su propia frecuencia

 

Las características morfológicas de los PUM deben ser analizadas durante el estudio electrofisiológico:
La duración se define como el tiempo desde la deflexión inicial al retorno a la línea de base y refleja el número y dispersión espacial de las fibras musculares de la UM. Los valores normales medios se hallan entre 5 y 15 mseg., pero varían para cada músculo, edad y temperatura.
La amplitud del PUM se mide entre pico y pico y corresponde a la actividad de un relativo escaso número de fibras musculares cercanas a la punta de la aguja. Normalmente mide entre 200 microV. y 2-3 mV. Sin embargo, cuando existe reinervación colateral (agrupación por tipos en el estudio histoquímico del músculo), el mayor número de fibras de la misma UM agrupadas en un territorio causa un aumento de la amplitud del PUM. En los estudios con electrodo de monofibra se observa en este caso un aumento de la Densidad de Fibras.
Las fases del PUM corresponden al número de cruces por la isoeléctrica mas uno, es decir, la cantidad de porciones a uno y otro lado de la línea de base. La polifasia se asocia a UM con distribución espacial irregular, tanto por crecimientos axonales reinervantes (neurógeno, amplitud aumentada) como por pérdida parcial de fibras musculares (miopatías, amplitud disminuida). En el músculo normal, el número de PUM polifásicos no deben sobrepasar el 10-15%. El número de puntas, Turns o cambios en la dirección del potencial que no llegan a cruzar la línea de base tienen el mismo significado que la polifasia y pueden ser cuantificados por métodos automáticos relacionándolos con la amplitud media del trazado EMG.

 

PATOLOGIAS


El Electromiograma se utiliza para diagnosticar varias patologías y problemas, entre ellos:
. Lesiones traumáticas o denervación con pérdida de continuidad entre un nervio y un músculo. La presencia de potenciales de fibrilación en un músculo relajado puede ser una señal de denervación.
E la reinervacion permite detectar PUM antes de que se aprecie el movimiento voluntario.
. Neuropatías periféricas producidas por algunas enfermedades como la diabetes, la difteria o el alcoholismo, entre otras. Se caracterizan por una reducción de la actividad de las UM hasta el punto de perderse el factor de interferencia, incluso durante un esfuerzo máximo. Los PUM son, en general, polifásicos debido probablemente a las diferencias en velocidad de conducción de las ramas que inervan las fibras de la UM. Las amplitudes y duraciones son nominales o ligeramente inferiores
. Enfermedades neuromusculares como la miastenia gravis, la esclerosis lateral amiotrófica, el síndrome de Guillain-Barré, algunas distrofias musculares, etc. Las fibras musculares están normalmente inervadas pero la transmisión de impulsos a través de la unión mío neuronal se hace con mucha dificultad, las contracciones solo pueden mantenerse durante periodos cortos.
. Desórdenes de la neurona motriz, como la poliomielitis y otras infecciones víricas agudas, las atrofias musculares de la espina dorsal de origen genético, la enfermedad de la neurona motriz de tipo degenerativo, etc. Todas ellas presentan características comunes como excesiva actividad de inserción, fibrilación, reducida actividad voluntaria, aunque con PUM de amplitudes y duraciones mayores que las normales.
. Enfermedades musculares incluye enfermedades como las distrofias musculares, miopatias adquiridas y de tipo endocrino. Suele mostrar anomalías en los PUM (polifases) aunque el número de UM activadas suele ser normal.
Aunque no existe una técnica que tenga un uso clínico aceptado de manera general, existen hoy en día una serie de medidas cuantitativas que pretenden eliminar las interpretaciones subjetivas y proporcionar descripciones validas de las características de los PUM durante la actividad voluntaria.
Las características más notables de los PUM son la amplitud, la duración, el número de fases y el número de puntas.
Aunque es una técnica diagnóstica exenta de riesgos y complicaciones, puede resultar algo molesta e incluso dolorosa para algunos pacientes. Es por ello que solo está indicada cuando es realmente necesaria para establecer un diagnóstico que puede determinar un tratamiento específico.

 

 
 
  Hecho por Maria Alejandra Mejia - Ximena Mejia / Todos los derechos reservados / 2003